Elecciones 2019: Economía Espiritual: Culpa

La información que contenía esta entrada está disponible en mi libro, Por sus frutos los conoceréis, en Amazon, en versión Kindle y Papel.

 


Empecé el libro con la idea de recopilar las entradas de espiritualidad de mi Blog. Mientras escribía, me di cuenta de que tenía que completarlas con las enseñanzas del Árbol de la Vida. Y, al hacerlo, sentí la necesidad de indagar sobre el discernimiento entre el bien y el mal, entre el trigo y la cizaña.

Todos los que se han iluminado dicen lo mismo, pues solo hay una Verdad; es eterna, no cambia, nunca envejece, y transciende los límites del tiempo y del espacio.

No todos los que dicen servir a la Luz, lo hacen. El mal se disfraza de bien; su indicador infalible es la falta de compasión.

Por sus frutos los conoceréis.