Tu propósito de vida – Laín García Calvo.

Acabo de terminar de leer el libro de Laín García Calvo, Tu propósito de vida. Es el segundo libro de Laín que he leído. Es un libro que invita al viaje interior, invita a conectar con la esencia y el sentido vital único que cada ser humano tiene, o como Laín lo llama “tu propósito de vida”, el plan que Dios tiene para cada uno…

Según vas leyendo el libro se siente la energía de Laín, su compromiso con su propósito, su desbordante entusiasmo, que es como una vela, que enciende muchas velas, que a su vez encienden otras. Por tanto, alguien comprometido con su propósito tendría la misma energía, determinación, actitud y ánimo.

Resultado de imagen de lain tu proposito de vida

El propósito de Laín es imponente:

Ser un canal para inspirar a las personas e impulsarlas a sacar su máximo potencial, ayudar a la gente a liberar su poder interior, reconocer su camino en la vida y crear un medio interno de éxito y prosperidad que le permita tener en lo exterior toda la Abundancia y Bendiciones que merecen.

Habla de que pocos consiguen tener éxito, solo un 3%.

Habla de excusas, y excusas que uno se va poniendo en el camino, del tipo… es demasiado tarde.

Invita a no seguir a las masas…

Invita a exponernos a nuestro miedo más profundo.

Invita a rodearte de un entorno que te empuje a prosperar.

Te recuerda que aquello en que te concentras, se expande.

Conecto profundamente con su reflexión sobre los fariseos, sobre sus normas y reglas… Hanna Arendt, filósofa y escritora judía superviviente del Holocausto, también hablaba de los fariseos de su época, cómplices del Holocausto. Y hoy también existen fariseos, muchos, muchos…

Conecto con su reflexión sobre tener prisa, pues yo la siento desde niña, la capacidad para ver la cantidad de cosas que la sociedad nos obliga a  hacer que, en realidad, nos desvían de aquello que verdaderamente tiene importancia.

Decir que ir, poco a poco, transitando por el sendero de preguntas que Laín va trazando para ayudarnos a encontrar nuestro propósito, me ha llevado a conectar con mi historia personal única, y según iba explorando, reflexionando, indagando en mi interior me invadía una sensación de paz, tranquilidad, sentido, y sosiego. Quizá porque de alguna manera, como dice Laín en su libro…

¿Y si todo lo que te ha acontecido en tu vida te ha estado preparando?

¿Y si todo no te sucede a ti, sino PARA TI?

Y si cada fracaso, cada desilusión, cada injusticia fue tu entrenamiento necesario para alcanzar las alturas que te mereces?

Todo, entonces, me ha llevado al momento presente de escribir este artículo en mi Blog, todas las piedras encontradas en mi camino, las traiciones, las lágrimas, y, también, todas las flores de paz, de amor, de belleza,  me han conducido al momento en que me encuentro en este instante.

Gracias Laín.

Mi propósito, mi misión, mis carencias… tienen que ver con el lugar que ocupan las mujeres en el mundo, con su explotación, su pobreza, con el motherhood penalty, con su esclavitud.

Mi propósito tiene que ver con mi visión de que de alguna manera la mujer ha de recuperar su útero,  dejar de ser un objeto reproductor y sexual, y recuperar, valorar, el imponente valor social de dar vida, en términos de la salud mental y espiritual de la sociedad, que se mide por la bondad y la compasión del ser humano.

Mi propósito tiene que ver con femineizar el mundo, con hacerlo más solidario, más pacífico, y más abundante en amor y paz.

Mi propósito tiene que ver con las mujeres que sufren mutilación genital, con las niñas que hacen madres cuando sus cuerpos todavía no están maduros y sufren fístula obstrética, por las miles de mujeres violadas cada año, por las mujeres secuestradas, engañadas que están prisioneras en las redes de prostitución, por las víctimas de la trata, por esas mujeres, y menores de los países pobres que suponen el 90% de la prostitución en España para ese 39% de españoles que consumen prostitución, por esas mujeres de los países pobres que están encadenadas cual animales para parir el desbordante negocio de los vientres de alquiler, porque solo un 47% de las mujeres jubiladas recibe pensión de jubilación en España, frente al 97% de los hombres, porque para la sociedad capitalista, cuidar, no es trabajar, porque solo el 1% de la riqueza mundial está en manos de las mujeres….

Mi propósito tiene que ver con un nuevo sistema económico alternativo, con la We-economy, la economía solidaria, el eco-feminismo donde cuidar, educar, amar sea una inversión en lugar de un gasto.

Mi propósito tiene que ver con las madres protectoras que son encarceladas, multadas, perseguidas, separadas de sus hijos cuando ambos se intentan defender de la violencia patriarcal, o del abuso sexual infantil.

Y, sin embargo,

¿Qué hay detrás de esta violencia del macho, contra otros hombres, contra la naturaleza, contra las mujeres y los niños?

¿Qué hay detrás de tanta esclavitud, guerras, sufrimiento?

Hay hambre de amor, el corazón de la humanidad necesita desesperadamente encontrar el silencio interior, la libertad interior, la paz.

El cambio no será mediante el activismo político, sino por el cambio en el corazón de las personas. Es llevar la luz de la sanación espiritual, del amor, a la oscuridad que vive dentro y fuera de nosotros. No se vence la oscuridad con oscuridad, sino en palabras de Laín siendo un guerrero de luz.

Mi propósito tiene que ver con liberar a las mujeres de la violencia patriarcal, a través de la sanación espiritual que se consigue empezando el viaje interior individual, y llegar a un mundo de personas espirituales que bailan juntas bajo las estrellas.

Gracias Laín.