Siguen las dos Españas de la guerra civil.

Interpreto que la última parte del gráfico, Intención de voto según la edad, la correspondiente a mayores de 65 años…quizá es el Síndrome de Estocolmo resultado del franquismo. También veo que esta parte ya cobra pensión, y tiene casa y los hijos ya casi por independizar. Cuando yo era niña la casa donde vivía había pocos padres universitarios. Había empleados de las eléctricas, que no pagaban luz, otro vecino trabajaba en TV, otro tenía un taller de coches, otro era torero, otro tenía una tienda de zapatos. En fin casi todas las familias las madres cuidaban a sus hijos, muchos tenías segunda vivienda, y la media de hijos era tres. Solo se divorció una familia. Estos padres ahora jubilados, tienen quizá ahorros, propiedad ganada a fuerza de sudor, y pensión. Probablemente votantes del PP.


Las cosas no son iguales ahora. ¿No?


Lo que veo en las francas jóvenes es Podemos ligeramente por encima de Ciudadanos, porque este país no ofrece un futuro a la juventud, y muchos han tenido que emigrar. Porque no se puede vivir con un sueldo. Porque cada vez es más difícil acceder a la pensión máxima, o comprar una vivienda.

Veo que siguen las dos Españas aunque no haya bipartidismo.

Y…pienso que queda mucho camino para un mundo nuevo de cooperación, apertura, receptividad y aceptación de la diversidad.

Veo que Ciudadanos y Podemos son las dos Españas de la guerra civil. Desaparece la clase media, y Podemos, recoge a los desposeídos y Ciudadanos a la clase más alta que no suelta privilegios del patriarcado; más radical que PP.

PP pasa el testigo de los ricos que ahora son más ricos a Ciudadanos y Vox y PSOE de los pobres que cada vez son más pobres a Podemos.

Llama la atención que IU se mantiene bastante igual en todas las franjas menos en la 65.

Qué pena que España no se haya convertido en un país diferente. Sigue siendo el país que describió Valle-Inclán: En España el mérito no se premia. Se premia el robar y el ser un sinvergüenza. En España se premia todo lo malo. Luces de Bohemia. 1869 -1936

Por una maternidad protegida, por recuperar el útero y cambiar el mundo,  sanando una misma, para actuar desde una nueva consciencia, que aporte individuos más sanos, más humanos, más nobles, y éticos.