SAP está provocando la involución de derechos de la mujer y de la infancia.

Quería hablar en esta entrada sobre el proceso de involución de derechos de la mujer y de la infancia, que se extiende por occidente, como resultado del movimiento backlash neo machista mundial impulsado por las poderosas asociaciones de derechos de padres de ideología conservadora que reaccionan en contra del movimiento de liberalización de la mujer iniciado en los setenta. Esta violación de derechos de la mujer y de la infancia, no es un problema español solo, existen miles de casos en Australia, USA, Reino Unido, Italia, Méjico, y Argentina, entre otros países. Lo cierto es, que en España, desgraciadamente, ha tenido una profunda aceptación.

Estas organizaciones de padres ejercen una presión muy fuerte en los medios, y a través de la política, gracias al poder económico, que tienen detrás, la falta de presencia de las mujeres en los Parlamentos, y al poder de la Iglesia, que apoya a los partidos políticos conservadores, en la defensa de la familia, pase lo que pase. Para ello, entre otras cosas, usan la estrategia de la imposición de la custodia compartida, la excusa de las denuncias falsas o las leyes tipo Friendly Parent, SAP – Síndrome de Alienación Parental o PAS en USA, Parental Alienation Syndrome, con el objetivo de seguir con el sometimiento de la mujer a través del control sobre los hijos.

Como la comunidad científica internacional, se pronuncia en contra del uso de SAP en el contexto de la lucha judicial por la custodia, entre otras razones, por las implicaciones para la mujer y para la infancia en términos de violación de derechos humanos, van cambiando el nombre (conflicto de lealtades, o interferencia maternal, o síndrome de madre maliciosa, o coparentalidad responsable), con el fin de enmascararlo y seguir usándolo en los juzgados para conseguir la custodia, total o parcial o para no pagar pensión de alimentos o para alejar a la supuesta mala madre alienadora de los hijos.

Somos muchas, las mujeres que después de años de maltrato, nos decidimos por el divorcio (el 80% de las mujeres no denunciamos, nos divorciamos, sobre todo las de renta media o alta) para ver que el divorcio no acaba con el abuso, pues se abre otra etapa que dura muchos años y que nos deja al borde del colapso económico, en la que el maltratador usa la justicia como arma de violencia y, además, nos encontramos con que en los juzgados, desgraciadamente, hay jueces, psicólogos, peritos, asistentes sociales profesionales de los Puntos de Encuentro, y Aldeas Infantiles que al tener la misma ideología conservadora que el maltratador, dictan normas que parecen salidas del mismísimo maltratador. Así que,  después de lo vivido, nos encontramos con la violencia institucional, y vemos que la justicia es sorda, y ciega ante el llanto de los niños, y lejos de ampararnos a nosotras y de proteger a nuestros hijos, ignora sus sentimientos, sus valores, sus deseos, sus opiniones, y su derecho a vivir la vida plenamente, libre de violencia, angustia, y miedo. La libertad de los niños es cumplir años, y llegar a la mayoría de edad. Hasta ese momento, sus derechos se sacrifican en el altar de los derechos del padre. Y siendo esto así, quedando ellos atrapados en el sistema, las mujeres aguantamos hasta la muerte, para protegerlos.

Por ambas razones, ideología conservadora de muchos jueces, y la excusa de SAP, en los juzgados de familia, se transforma en deber el derecho de los hijos de relacionarse con el padre.

Se paran en este derecho de la Convención de Derechos del niño, en lugar de primar su derecho a la seguridad. Se tergiversa y manipula el Interés  Superior del Menor, y se adapta al SAP, a los derechos del patriarcado, minimizando la conducta del abusador, los jueces ignoran o no tienen en consideración la conducta destructiva que desarrollan en privado los maltratadores, sus efectos sobre madres e hijos y las múltiples tácticas que utilizan para enmascarar sus efectos de cara al exterior. En el juzgado de familia existe una esquizofrenia cuando sale a relucir la violencia no judicializada al hablar de custodia o del régimen de visitas, o sale a la luz la férrea resistencia de los menores a relacionarse con el padre violento. Aunque se sabe que solo se denuncia la punta del iceberg, no se deja hablar del maltrato. No parecen tener una auténtica experiencia en violencia de género y con facilidad se dejan seducir por la aparente personalidad del abusador.

Aceptan informes periciales por peritos que escriben libros de SAP, que se declaran públicamente defensores del SAP, que salen en los medios declarando abiertamente su defensa al SAP, que no son inhabilitados por los colegios de psicólogos (ningún colegio de psicólogos español lo ha condenado, lo que es lo mismo que decir que es un cómplice más en perpetuar la violencia de género). Los jueces rechazan las pruebas y estudios de que SAP no existe. Aceptan informes realizados con anamnesis incompletas. No tienen en cuenta los puntos de vista del niño. Se usa la coacción y la fuerza para imponerles bajo amenaza de pérdida de custodia de la madre o de su ingreso en prisión, a relacionarse con el padre rechazado. Cuanto más lloran los niños más alienados se dice que están. Cuanto más lucha la madre protectora, más se dice que interfiere, que aliena, que manipula.

No se tiene en cuenta la exposición del menor a la violencia familiar como forma de maltrato y los tribunales de familia no muestran  una actitud proactiva de detección de situaciones de violencia y abuso. Un maltratador puede representar de forma convincente el papel de ser un hombre injustamente tratado, y podrán en serio peligro a sus hijos en las visitas. Se ignora el favor fili, la plenitud de derechos constitucionales del menor, que se respeten sus necesidades incluidas las emocionales, y su derecho a una familia igualitaria. (Consuelo Barea)

SAP fue creado por Richard Gardner, en USA en 1985 y desde entonces se extiende por todo occidente. A España llega en el año 2000. Gardner sostiene que el 90% de las acusaciones de maltrato en el contexto del divorcio son falsas. SAP fue creado para invisibilizar la pedofilia y la violencia de género. Cuando en el divorcio los hijos no quieren relacionarse con uno de los progenitores, normalmente el padre, se dice que el niño ha sido alienado del padre usando el mito de Eva, de que las mujeres somos perversas, manipuladoras, y que a través de mentiras lavamos el cerebro de los niños, que por ello desarrollan fobia contra el padre, sin haber pasado nada. Se produce la paradoja de que la víctima se convierte en culpable y el culpable en víctima.

Cualquier acusación al padre se considerará injustificada y exagerada, una denigración de la figura paterna, una agresión a sus derechos de acceso a los hijos y se considera una forma de maltrato infantil predisponerlos en contra del padre. La mujer maltratada vive una pesadilla, donde lo pierde absolutamente todo, puede ser denunciada por alienadora de los menores, y por denuncia falsa de malos tratos. Hacer visible que es una mujer maltratada genera un grave riesgo de perder la custodia, lo que les lleva a dudar de la efectividad de la denuncia o incluso si les conviene divorciarse. (…) Cuando lo que conduce al rechazo del progenitor es su propia conducta. (…) Normalmente el supuesto padre alienado, tiene una percepción limitada de su propia contribución a la alienación. (C. Barea El pretendido síndrome de alienación parental)

Una vez que se llega a esta conclusión, Gardner propone la Terapia de la Amenaza, que implica separar al niño de la madre y convencerle de que la madre ha sido mala, o que está loca, y acepte y respete al progenitor rechazado. Se ordena cambiar la custodia, alejar a la madre, multas, ingreso en prisión, o en hospitales psiquiátricos. Algunos jueces envían a la policía a los institutos, o a los colegios a recoger a la fuerza a los niños y entregárselos al padre. Se dice que esto es por el bien del menor, se usa

la pedagogía negra de que los niños son propiedad del adulto, e inferiores, que a los padres hay que respetarlos, que al niño hay que doblegarle. (S. Vaccaro. El pretendido síndrome de alienación parental)

SAP minimiza el maltrato y la violencia de género. Lo considera un conflicto entre iguales resultado del deterioro de la relación, o una defectuosa asertividad femenina o una carencia de destreza en la resolución de conflictos.

Mientras que SAP recomienda y/o impone terapia familiar sistémica, o mediación, para que madres e hijos dejen de ser hostiles al padre, que en todo momento se considera la verdadera víctima, los especialistas en violencia de género consideran que estas terapias están contra indicadas si existen indicios de maltrato, porque entienden que la violencia de género es resultado de la desigualdad de género, de la discriminación de la mujer, y de la desprotección a la maternidad o motherhood penalty, que conduce a una relación de “poder y control” en la familia y no una relación entre iguales como dicen los pro-SAP.

En España, se han creado los Puntos de Encuentro gestionados por empresas privadas ultra conservadoras, donde se llevan a cabo las visitas tuteladas, o se impone la Terapia de la amenaza. Los profesionales que trabajan allí, no están formados en violencia de genero sino en SAP, por ello dictan normas que parecen salidas del mismísimo maltratador, envían informes al juez, si la madre y los hijos son hostiles. Son centros donde padres maltratadores, campan a sus anchas, y siguen viendo a los hijos, la mayoría de las veces en contra de los deseos de éstos, a pesar de su llanto, sus ataques de ansiedad, y sus gritos. La Federación de asociaciones de mujeres separadas y divorciadas, realizó un estudio sobre los PEF,  Invisibilización y desprotección de las víctimas de violencia de género. Desmontando SAP.  en Febrero del 2009.

Patricia Fernández, es una joven que ha escrito el libro Ya no tengo miedo. En su libro cuenta cómo SAP la separó de su madre, víctima de violencia género. Las descripciones de sus experiencias en los Puntos de encuentro son desgarradoras. Habla de la crueldad, de la insensibilidad de los trabajadores de los Puntos de encuentro y Aldeas Infantiles, que se posicionan al lado del maltratador. Les invito a leer este libro, está escrito con el alma.

Un informe pericial SAP se hace sobre la supuesta madre manipuladora, sin verla,  solo con la versión del maltratador, y de las amistades y familiares del maltratador a las que el perito SAP interroga. Parece inaudito que un juez acepte esto, ¿no? Pues no solo lo aceptan, sino que escuchan al perito pro-sap, y rechazan las pruebas de la comunidad científica internacional condenando a SAP. Cuanto más intenta defender la madre, cuanto más se niegan los niños a ver al padre, más interpreta la justicia que el niño está alienado del padre. Y…más posibilidades tiene el padre de que se le otorgue la custodia.

Un informe pericial SAP atenta contra el código deontológico, pero ningún Colegio de Psicólogos español lo ha condenado. Aunque lo que sí hace es inhabilitar a aquellos psicólogos que no invitan al padre maltratador de la madre, o al acusado de abusar sexualmente de los hijos, a la terapia. Es decir, los psicólogos tienen miedo de ser inhabilitados y el resultado es que los niños no son protegidos.

No sé puede saber cuántas mujeres estamos viviendo este drama porque en los informes periciales no se menciona SAP aunque todo su contenido es SAP y la bibliografía es SAP. Tampoco en las sentencias se recoge si ha habido una acusación SAP.

Arantxa Coca, José María Aguilar, Ignacio Bolaños, Asunción Tejedor son psicólogos pro-SAP. En realidad, la gran mayoría de psicólogos son partidarios de la psicología negra de la coacción y de la imposición, de la letra con sangre entra.

En USA hay toda una generación de niños que han sido obligados por SAP a convivir con el maltratador, y/o abusador sexual (detrás de SAP están fondos de asociaciones pedófilas), que ahora reclaman a la justicia por los daños sufridos. Desgraciadamente también hay adolescentes muertos por SAP. Breaking the silence es un documental que consta de tres partes. El documental recoge las historias vividas por víctimas de SAP o PAS en USA. Son adolescentes y sus madres que cuentan cómo fueron separados por la justicia en USA y cómo la custodia se entregó al maltratador. Las historias recogen sufrimiento, desesperanza, humillación y frustración con un sistema judicial que se supone que debiera protegerlos. Women´s Coalition ha presentado en Agosto a la ONU, casos de quince países, e incansablemente reúne más y más casos. En breve, estará disponible la traducción de la denuncia y del formulario al español, para llegar a más mujeres de los países de lengua materna española.

http://www.soniavaccaro.com/index.php/documental-rompiendo-el-silencio/

Sonia Vaccaro Documental Rompiendo el Silencio
“Rompiendo el silencio” es un documental de la PBS que aborda la violencia doméstica en niños y niñas. Refleja cómo los juzgados de EEUU fallan para protegerles …

En Change Org hay una petición pro-SAP para legalizar SAP en España.

Somos muchas mujeres acusadas de SAP en occidente, algunas llevan hasta 12 años en la lucha jurídica por la libertad de sus hijos del régimen de visitas, o por recuperar la custodia, o  a las que SAP ha alejado de sus hijos durante años. Doña Ángela González ha llevado su caso al CEDAW, y el Estado español ha sido condenado por negligencia en la muerte de la hija. Doña María Salmerón acaba de recibir un premio por sufrir violencia machista, pero la suspensión de la multa y del ingreso en prisión por incumplir visitas, no llega.

La reforma del Código Penal, es una encubierta legalización del SAP, que fortalece al maltratador. Ahora es más delito que nunca no cumplir con el régimen de visitas. En la práctica un maltratador no pierde la patria potestad (solo el 1% de los maltratadores condenados), ni el derecho al régimen de visitas (solo al 3% de los maltratadores condenados se les priva del derecho al régimen de visitas), o a la custodia (los maltratadores luchan más por la custodia que los padres normales, y la consiguen con mucha frecuencia, porque consiguen convencer al juez de que la víctima de violencia no es apta para cuidar a los hijos). Y, esto es la punta del iceberg, quedan fueran los casos de violencia no judicializada que irrumpen en los juzgados de familia.

Pienso que una de las razones por las que persiste la violencia de género es por la misma razón por la que fue posible el nazismo, o la esclavitud de la raza negra o la inquisición, y todos los crímenes contra la humanidad, por el hombre corriente, por la ciega obediencia civil que mira hacia otro lado cuando se produce una violación de los derechos humanos, o que se posiciona por miedo en el lado del poderoso o que no se cuestiona la ética de un acto, quizá, porque la sociedad de alguna forma quiere corderos y acaba con los leones. Pienso que Gandhi, Mandela, Malala, Lincoln,  Martin Luther King tenían razón. Pienso que tiene razón el más vulnerable, y en SAP los más vulnerables son en primer lugar, los niños, a los que se coacciona y destruye la infancia, y su derecho a vivir libres de violencia. Y, en segundo lugar, las mujeres que nos vemos impotentes de proteger a nuestros hijos, o de perderlos, y vemos como el miedo a ello, nos relega a una posición de sumisión o indefensión ante la violencia.

 


Algunas fuentes y expertos:

Sonia Vaccaro, experta en victimología y violencia de género, coautora del libro “El pretendido síndrome de alienación parental”.

Las bases teóricas del supuesto Síndrome de Alienación Parental

Consuelo Barea es médica terapeuta experta en violencia de género, ha asesorado al Senado sobre el tema. Coautora del libro “El pretendido síndrome de alienación parental” y de la  trilogía “Y te quitaré los hijos”:

·         Justicia patriarcal, violencia de género y custodia.

·         Los inconvenientes de la custodia compartida.

·         Maltratador como exmarido y padre.

Debate en TV2 sobre SAP. Consuelo Barea y Sonia Vaccaro, coautoras del Pretendido Síndrome de Alienación Parental, en el lado en contra de SAP, y en el lado pro-SAP Ignacio Bolaños y Asunción Tejedor.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/para-todos-la-2/manipular-hijo/1018513/

Teresa San Segundo es abogada directora del Master de Malos Tratos de la Uned.

Paloma Marín López, magistrada  experta en violencia de género.

https://www.youtube.com/watch?v=ZBVlbHBURXg

Miguel Lorente Acosta, médico forense, fue Delegado del gobierno para la violencia de género. Autor de varios libros sobre la violencia de género. Por ejemplo, Mi marido me pega lo normal.

https://www.youtube.com/watch?v=6QZWJHuPJws

Eva Pleguezuelos es abogada especializada en Derecho de Familia y forma parte de la Asociación de Mujeres Juristas Themis.

http://madresseparadas.es/ya-no-tengo-miedo/.

Extracto de su artículo, en referencia a la estrategia usada por SAP para brainwash – lavar el cerebro de los niños, en contra de la supuesta madre alienadora, a favor del padre violento o abusador. Esto que se describe a continuación es lo que la justicia en España impone a los niños, después de la orden de alejamiento.

En casos extremos conviene separar del todo al niño de la madre por meses incluso años.100 El darse cuenta de que no podrán volver a su hogar y que, si insisten en rebelarse, su permanencia durará más tiempo fuera de casa, ayudará a que los niños se den por vencidos y finalmente acepten mudarse a la casa del padre.101 51

Los terapeutas que creen que deben respetar los reclamos del niño cuando llora que quiere ver a su madre en realidad lo están perjudicando porque verla contribuye al afianzamiento de la alienación.52 Gardner sostiene que un terapeuta debe tener la piel bien curtida para soportar los reclamos del niño sin acceder a sus caprichos.102 103 104 105No se debe respetar al niño cuando se opone a visitar al padre alienado. No se lo debe escuchar pues tomar en serio las acusaciones de maltrato o abuso sexual hechas por un niño SAP es un grave error.106 No se les debe permitir insistir en sus acusaciones de abuso sexual porque el terapeuta sabe que son falsas.107 Es antiterapéutico escuchar estas falsas acusaciones. Lo terapéutico es decirle al niño que eso no ocurrió.108 Los niños pueden haber fabricado estas acusaciones y fantasías sexuales por si mismos o haber sido programados por su madre.109 Una manera que tiene el terapeuta de confirmar que la acusación es falsa es carear al niño denunciante con su padre porque en el enfrentamiento cara a cara estos niños no logran sostener su acusación y suelen retractarse.110 

A pesar de que el propio Gobierno ya ha dado toque de atención ante la utilización de una patología inexistente en juicios, a día de hoy, la realidad, es que el SAP se sigue utilizando en múltiples ocasiones y se han llegado a realizar cambios de custodia a raíz de ello. http://elpais.com/diario/2011/01/10/sociedad/1294614003_850215.html.

Nuevo (y severo) toque de atención del Gobierno a los jueces, fiscales y peritos judiciales que siguen empleado el llamado Síndrome de Alienación Parental (SAP) en vistas y sentencias. “Perversión jurídica”, “montaje”, “cúmulo de despropósitos” o “fraude de ley” de “peligrosas consecuencias para la mujer y la infancia” son algunas de las recomendaciones que se van a hacer llegar a los juzgados, fiscalías, colegios de abogados, psicólogos, médicos y organizaciones de asistentes sociales. Es decir, a todos aquellos profesionales que intervienen cuando una pareja está inmersa en un proceso de divorcio y uno de los cónyuges -en el 89% de los casos el hombre, según datos de un exhaustivo informe oficial elaborado por el Observatorio de Violencia Doméstica y de Género- acusa al otro de manipular al menor para que sienta aversión hacia él.


En este artículo SAP: el síndrome sin base científica que alimentan los neomachistas podemos leer la historia de Ana, a la que SAP ha separado de su pequeño, hay muchas mujeres y niños en todo occidente,  la magistrada Paloma Marín, por entonces jefa de Sección del Observatorio de la Violencia Doméstica y de Género del CGPJ, analizó 200 sentencias que mencionaban el SAP, C , Consuelo Barea antes de retirarse también reunió al menos 100 casos, la Asociación Infancia Libre trabaja ya con los casos de 123 menores afectados por resoluciones judiciales. “En todos se repiten el mismo esquema, la madre denuncia abusos sexuales o maltrato y los tribunales no solo no investigan, sino que les acusan a ellas de instrumentalizar a sus hijos”, indica la presidenta, María, quien prefiere que su apellido no sea público.

Por la libertad, dignidad, y paz de todos estos niños y sus madres.


Otras fuentes:

El Poder Judicial insiste a los jueces en que no utilicen el SAP para privar a mujeres de las custodias de sus hijos

Custody in Crisis: How Family Courts Nationwide Put Children in Danger

Parental Alienation Syndrome and Parental Alienation: A Research Review – Joan S. Meier