Primero de todo…

Decir que este Blog recoge mi propia andadura personal. Y que, por tanto, mis palabras no resonarán con todos, probablemente solo con aquellas mujeres, que vivan en la actualidad o hayan vivido lo mismo que yo, y quizá, con hombres valientes, compañeros de viaje de la madre de sus hijos, que permanecen unidos a ella en fortuna y desventura;  hombres que se dedican al proyecto común de sacar adelante a la familia, hombro con hombro, de igual a igual con sus parejas cada uno aportando su parte y respetando profundamente la contribución de la otra parte al equipo, que es al fin y al cabo, lo que es una familia;  hombres que dan a sus hijos el mejor regalo que un padre puede dar a sus hijos amar a su madre, sostenerla, valorarla, respetarla, ayudarla y apoyarla, cada día de su vida.

Mi Blog se dirige pues a esas mujeres valientes que no han tenido la fortuna de dar con un hombre así,

  • Sino que han tenido la desventura de tener hijos con un narcisita perverso o un Alpha, dominante, controlador, autoritario, o un maltratador… nombres diferentes para describir la misma conducta, que lleva a estas mujeres al mismo destino, quedar atrapadas y vivir o mejor dicho mal vivir “en situaciones de abuso por proteger a sus hijos de la ley vigente en España, que no aprecia correctamente la gravedad de la situación en la que estas madres y sus hijos viven, su sufrimiento, las consecuencias que tiene para los menores vivir en un ambiente de violencia y su condición de víctimas directas e indirectas de esa violencia. En lugar de ello, las autoridades encargadas de otorgar protección privilegian el estereotipo de que cualquier padre, incluso el más abusador, debe gozar de derechos de visita y de que siempre es mejor para un niño ser educado por su padre y su madre; ello sin realmente valorar los derechos de los menores e ignorando cuando éstos manifiestan tener miedo de su padre y rechazan el contacto. Los tribunales hasta la fecha, dan por sentado que es mejor tener contacto con un padre violento que no tener ningún contacto con él, cuando lo que verdaderamente debería suceder es que las autoridades y tribunales respetaran el derecho de los menores a la vida, a vivir libre de violencia y al principio del interés superior del menor. Existe una insistencia continua por parte de los servicios sociales y los tribunales para que se “normalicen” la relación de los menores con sus padres sin tomar en consideración los intereses y opiniones de los menores.”
  • Que después de los años de vivir sin dignidad, y habiéndose volcado en su maternidad, renunciando total y parcialmente a su independencia financiera, con generosidad, altruismo, y dedicación, se ven con las manos bien vacías llegado el momento del divorcio, porque esta ley o la sociedad española consideran que todo su trabajo de madre no tiene valor social, ni valor económico y de alguna forma, permiten a estos varones “usarlas y tirarlas” con toda impunidad, al estilo “repudio” de las sociedades antiguas.
  • Que se enfrentan a la ley como Doña María Salmerón, madre sevillana, que por proteger la dignidad de su hija de quince años, y apoyar la decisión de la menor de no relacionarse con su padre, ha sido condenada por los tribunales a seis meses de cárcel siendo una mujer maltratada. El maltratador, ha solicitado la custodia.
  • Que como Doña Ángela González, llamaron a todas las puertas posibles dentro de España, asistentes sociales, fiscalía de menores, defensor del menor (ya no existe esta figura), jueces, fiscales, psicólogos, policía, tribunal constitucional para evitar el régimen de visitas porque la menor no quería relacionarse con su padre, entre otras cosas porque Doña Ángela, tuvo que salir del domicilio familiar con su hija de tres años por maltrato. Tampoco fue escuchada cuando no se efectuó el pago de la pensión, y cuando el cónyuge sin custodia no salió del domicilio familiar, cuando ella tenía la custodia de la niña. Y, Doña Ángela cumplió la ley respetando el régimen de visitas y no le fue posible evitar la muerte de su pequeña, en el 2003. Decir, que el enorme coraje de Doña Ángela le ha llevado hasta la ONU para sacar a la luz, la enorme desprotección de la maternidad, la enorme discriminación contra la mujer de la ley del divorcio por los estereotipos vigentes en España, la permisividad con la que se trata la violencia de género y la forma en que los tribunales españoles, atentan contra la dignidad y los derechos fundamentales de los menores al no tener en consideración sus opiniones.
  • Anónimas, que mueren cada año a manos de sus parejas, por proteger a sus hijos.
  • Anónimas, que no denuncian y sufren en silencio, sabiendo que la ley no las ampara ni a ellas, ni a sus hijos.
  • Que ante la situación de desprotección huyen a otro país para poder proteger a sus hijos de su derecho a la vida, y ellas solas sacan a sus hijos adelante.

Me gustaría acompañarlas, decirles que yo también he sentido la soledad de no sentirme comprendida, la frustración de ver cómo puerta que abres se cierra una y otra vez y que este Blog está destinado a compartir con ellas lo que he aprendido en el camino, a unir nuestras voces, y nuestras fuerzas Por una maternidad protegida y decir, BASTA YA, a la esclavitud encubierta, a la discriminación de la mujer, y a no respetar la voluntad y el criterio de los menores, y su derecho a vivir en paz, libres de intimidación, y todo tipo de violencia.

Objetivo                                                                                                 A todas vosotras

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Información

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Content is protected !!
© Copyright 2015 Porunamaternidadprotegida.es - All Rights Reserved - Email. info@porunamaternidadprotegida.es
Abrir la barra de herramientas