Película: Querido John.

Querido John es otra de las pelis basadas en libros de Nicholas Sparks, el autor del Diario de Noa.

Resultado de imagen de querido john

El género romántico suele ser más de mujeres que de hombres. Supongo que por eso de que las mujeres son de Venus y los hombres de Marte. La razón es un enigma para mí, ciertamente.

Ver estas pelis de Sparks me hace pensar en cómo sería el mundo si la experiencia de estos amores de almas gemelas tuviéramos la suerte de tenerlos, todos, en la vida. La ilusión, la luz, la fuerza, que aportan es tan arrebatadora que probablemente no habría espacio para la oscuridad, porque la vibración del planeta sería de una luz potente, cegadora.

Es de gran belleza cómo en estas historias de Sparks, el amor sobrevive a cualquier obstáculo, al paso del tiempo, con inquebrantable fuerza.

Y, quizás lo que permite que se den es la forma en que los hombres de las historias dejan libre su energía femenina. Amar, llorar, dulzura, sensibilidad,

Aunque, hay un mensaje subyacente más allá de la relación entre los dos jóvenes. De los detalles con los que he resonado está esa sensación de vacío existencial que produce el desamor.  En la monotonía de la vida, surge la energía de vida de la conexión profunda entre dos almas que todo lo ilumina haciendo las cargas de la vida, el mundo áspero y duro más llevadero. Y, de pronto…un profundo vacío, un deseo de no estar, de irse, todo gris. La escena de John en el agua es tan real. Siento profunda empatía con ese profundo dolor que sale de lo más hondo y te provoca querer chillar de rabia, de impotencia. Eso, cuando la vida te da ese regalo.  No he tenido esa fortuna, pero sí que conecto con John en esa sensación de que pareciera que la vida es un mal sueño.

Esta mañana mientras tomaba mi té en el desayuno he dejado mi mente vagar por no haber sido afortunada en encontrar un amor así, y sin embargo, me he dado cuenta que lo he sido profundamente en la vida vivida con mis hijos. Montones de momentos felicísimos compartidos. He sonreído según iban pasando por mi mente como una película.

El final de Querido John queda abierto a la interpretación de cada cual. Pero es curioso como en varias de las pelis de Sparks se repite el patrón de relaciones intensas interrumpidas que se reanudan muchos años después con igual frescura como si el tiempo no hubiera pasado. El ínterin soledad, tristeza, bajada a los infiernos, regreso a la luz. Las escenas de la guerra de John me recuerdan que reencarnamos con nuestro particular propósito, con nuestras pruebas kármicas y éstas ocurren según el plan, pase lo que pase. Estaría bien que después saliera un sol bien cálido y reparador en nuestras vidas que sanara todas las heridas.

En fin, otra peli de Sparks que es una delicia.


Si te ha resultado útil esta entrada, quizá, te gustaría colaborar a mantener vivo este Blog comprando el libro de Por una maternidad protegida. La involución de los derechos de la mujer y de la infancia en occidente, en Amazon.

Por una maternidad protegida – Kindle

Por una maternidad protegida – Papel.