Película: La isla de Nim.

Hoy me he acordado de esta película, La isla de Nim.

Supongo que por el enorme atasco con el que me encontrado esta mañana, cuando llevaba a mi hija al colegio.

Resultado de imagen de isla de minSuelo preguntarme, en mañanas como las de hoy, en el sinsentido de la vida, todos como marionetas metidas pacientemente en nuestros coches porque alguien (nube oscura) dice que así hemos de vivir.

Pienso en mi hija, y me acuerdo del corto de Alike. Horas y horas sentadas en un pupitre, para sacar un título que te permita, acceder al siguiente, y así toda la infancia, adolescencia, y juventud, para llegar a la primera edad adulta y trabajar y trabajar, sin vivir la vida en su plenitud.

He pensado como dice Claudio Naranjo que la educación nos roba la conciencia y la vida.

Supongo que por eso me ha venido a la mente esta película de Gerard Butler. La primera que vi del actor, cuando iba al cine a ver pelis de niños con mis hijos.

Vivir alejados de la programación, y de las rutinas, en una isla impresionante, de aguas transparentes, en contacto con la naturaleza, en una casa rústica y moderna, con el aire lleno de iones negativos, y el rumor del mar…

Nim, (Abigail Breslin) la niña protagonista de la película no va al colegio, ayuda a su padre a realizar diariamente anotaciones científicas, se ocupa de cuidar el huerto, y es independiente, lista, curiosa, creativa, listísima. En fin, no puedo evitar pensar en el sistema educativo, que prima la mente racional, en el que los chicos estudian para un examen, no para la vida, para tener recursos, para desarrollar sus talentos.

Y, no puedo evitar pensar cómo se unen producción y reproducción, y Nim crece en compañía diaria de su padre.

Una visión del mundo que cuadra con la economía feminista, poner en el centro la vida, las relaciones, una vida que merece la pena ser vivida, vivir con menos, consumo según las verdaderas necesidades de la vida. No hay vara de medir de dinero.

Respeto a la naturaleza, y sus recursos.

Uso de energía limpia, a través del panel solar alimente el ordenador, a través del cual Jack, el padre, (G. Butler) se comunica con el mundo.

Otra cosa curiosa es que Nim y su padre viven en una isla real, mientras que la escritora (Jodie Foster), vive aislada del mundo en su apartamento, como si estuviera en una isla virtual, con un estilo de vida diferente a lo establecido.

En fin, ahora escucho el sonido de los coches inmersos en el atasco de vuelta a casa, y me mente visualiza la isla de Nim, y sonrío viendo cómo rompen las olas en la orilla.


 Otras entradas del Blog sobre películas:

Simbología de la versión de Maléfica de Angelina Jolie.

La nueva versión de Ben Hur y su simbología.

Reflexiones sobre la película “El mayordomo”.

Los hombres libres de Jones.

“Sufragistas” ayer = La marcha del 7 N, hoy.

Boyhood, The boys are back, Erin Brokovich.

La saga Divergente.

Begin Again.

El velo pintado.

La trilogía de Bridget Jones.

Las nueve revelaciones.

Cartas a Julieta.

Another Forever.

Un hombre de familia.