Película: Gamer.

Hoy, me he acordado de la película de Gerard Butler, Gamer.

Resultado de imagen de gamer pelicula

Muchas de su pelis son de acción, que entretienen un rato, haciéndote desconectar de la vida de cada día. Y, sin embargo, me he dado cuenta del mensaje oculto detrás de varias de sus pelis. De hecho, he escrito entradas sobre La isla de Nim, sobre Un hombre de familia, sobre Geostorm.

Hoy me he acordado de Gamer, a cuento de la programación del ego, de la humanidad dormida, robotizada, de vida fiscalizada por los poderes fácticos, de cómo la vida está estructurada de forma que es, bien difícil salir del círculo vicioso.

En realidad, la humanidad vive en cierta manera como se ve en la película, como si fuéramos un muñequito de un juego y alguien nos moviera a su antojo, sin ser nosotros consciente, y, sin embargo,  pensando que somos libres, que guiamos nuestra vida con nuestras decisiones.

Kable, (Gerard Butler) está despierto, y lucha por su libertad, para rescatar a su familia.

La peli lanza el mensaje, de que la libertad de la humanidad, está ligada a la desaparición de los poderes fácticos. Mientras que no se derrumbe la estructura de control de la humanidad, es una ilusión pensar que podemos escapar de ellos, o que tenemos margen de maniobra, o que votando se consigue mejorar nuestra situación, o que saliendo a la calle a protestar sirve de algo, porque tienen el poder para montarlo de nuevo, una y otra vez.

Y, también tiene otro poderoso mensaje, que es la fuerza del amor, de los lazos entre humanos, la cajita de recuerdos felices, la que sirve de motivación, de fuel para buscar la salida incansablemente.

Hay otro mensaje inquietante, que es cómo los poderosos sistemas de control mental, nos anulan hasta el punto de no saber quién somos. El sufrimiento, la impotencia, la soledad, la ruptura de los vínculos de apoyo hace que uno se desconecte de sí mismo. Es el poder de la energía de muerte, que anula la energía de vida.

Toca también el tema de cómo los poderes fácticos tienen cómplices entre los dominados, que también son inconscientes de que hasta qué punto son dominados. Se consideran élite. Sí. Pero, élite de esclavos. El despertar de uno de ellos juega un papel fundamental en el desenlace de la peli.

Es una peli que me recuerda la vibración Índigo, que tienen el propósito vital de contribuir al despertar de  la humanidad. Y, más concretamente, vienen a abrir camino, a romper con el sistema de control de la humanidad. Vienen a recordarnos quienes somos. Vienen con el chakra sexto, tercer ojo, activo. Tienen mucha energía para llevar a cabo su misión en la Tierra. Encarnan con cuerpos llenos de fuerza, salud y vitalidad, con sistemas inmunes resistentes. Son valientes, no tienen miedo, denuncian las injusticias, y afrontan las consecuencias. Son rebeldes, se enfrentan a las personas autoritarias y manipuladoras.

Me parece bien curioso cómo se funden realidad y ciencia ficción de una manera tan sutil. Hablar de dominadores de la humanidad, parece ciencia ficción. Y, viendo la peli uno puede quedarse en la ciencia ficción o captar su inquietante mensaje…

La salida es espiritual, pasa por trascender el ego, su programación, con energía de vida, que actúe como escudo.