Película: El show de Truman.

Llevaba un montonazo de tiempo queriendo ver esta peli, el Show de Truman. Y por fin, estos días el Universo me ha llevado a ella.

Resultado de imagen de el show de trumanNo sé por dónde empezar. Supongo que podría ser una de tantísimas pelis destinadas a contribuir al despertar de la humanidad. Quizá no. Otras veces pienso en la sincronicidad. Pienso que lanzo al Universo mis preguntas, mis anhelos y a veces, la respuesta viene a través de la conversación con alguien que, curiosamente, me encuentro; otras veces encuentro por casualidad un Blog y leyendo un artículo hay un destello de luz, y otras, a través del cine. Por eso, me da por pensar si lo que yo veo en la peli es un mensaje para mí o para todos.

En cualquier caso, desde el punto de vista espiritual sabemos que la humanidad es cautiva. Sabemos que encarnamos con un propósito y que la realidad es acorde con él. Así, las personas, los sucesos, las experiencias cumplen un objetivo dentro del plan mayor. Según esto, la peli refleja como nuestra vida es una especie de holograma, o maya como lo llamaba OSHO. Obstáculos que aparecen en el camino de lo que queremos y retrasan o impiden que alcancemos nuestros anhelos. Vivimos la mentira, inconscientes y un buen día despertamos, y alucinados vemos cómo nuestro alrededor está como anestesiado, como robotizado, y en un primer momento, intentamos  hacer ver al resto, el engaño, pero nada, imposible. Aunque en la peli todos conscientemente, son cómplices del engaño.

Para mí, el proceso de Truman de descubrir la falsedad y la soledad enorme es como ha sido mi propio despertar. Simbólicamente, hay una nueva vida, después del escenario. En fin, estaría bien poder abrir la puerta e ir a la verdadera vida con esa facilidad con la que acaba la peli. Aquí, en la vida real, es bastante más complicado, me temo.

La vida de Truman genera expectación en el resto de la humanidad, por todo el planeta, pero siguen viendo el show. Todos, salvo una persona, no hacen nada por liberarle. Cierto es, que sin la intervención de ella, quizás, el despertar no hubiera ocurrido.

Y, resulta que en nuestro camino espiritual  sucede algo parecido: Solo nuestro propio trabajo personal nos conduce a la libertad.


Si te ha resultado útil esta entrada, quizá, te gustaría colaborar a mantener vivo este Blog comprando el libro de Por una maternidad protegida. La involución de los derechos de la mujer y de la infancia en occidente, en Amazon.

Por una maternidad protegida – Kindle

Por una maternidad protegida – Papel.