Película: Another forever.

Ayer necesitaba desconectar de tanto conflicto político y vi esta película Another Forever.

Resultado de imagen de another forever

El tema en sí no era alegre, o sí, según se vea.

No sé qué es mejor, no haber tenido nunca un amor dulce y enriquecedor, o tenerlo y que la muerte se lo lleve pronto.

Es una película con pocos personajes, profunda y bellísima.

De las cosas sencillas y extraordinarias que hacen que la vida merezca la pena ser vivida.

Del amor, la compañía, la risa, el cariño, la amistad.

Diferente.

Trata de la vida y sus ciclos.

Los recuerdos de un amor pleno son bien bellos.

Me gusta especialmente su peculiar ritmo tranquilo.

La nostalgia de una vida slow, apacible.

Me gusta su fotografía.

Parte de la película transcurre en Holanda.

¡Qué contraste, tan grande, con la vida de ciudad alejada de la naturaleza de nuestro país!

Ver sus paisajes, sus gentes, su clima, su estilo de vida, hacen reflexionar sobre muchas cosas.

El reencuentro con la vida, la recuperación de la pérdida, la capacidad de volver a sentir belleza, y el poder sanador del amor desinteresado sea el de la amistad o el del buen amor de pareja.

En fin, logré desconectar de las bajas vibraciones, y desde luego conectar con las cosas de la vida que son las que merecen verdaderamente la pena, las cosas del corazón.

Carpe Diem.