Matrismo vs patrismo.

Lo cierto es que no hay unanimidad sobre si se da la desprotección de la maternidad, o sobre si es un reto social o no, o sobre cuáles son las necesidades de los hijos para su desarrollo.

Me he encontrado estos años, personas de filosofías de vida, bien distintas, unas cercanas al matrismo y otras al patrismo.

Según yo lo veo, existe un grupo social mayoritario, que defiende el paradigma de la sociedad patriarcal vigente, el patrismo – la denigración de la mujer y de la femineidad, de forma inconsciente. El patrismo es más represivo socialmente, con menos énfasis en las reformas sociales y en la creatividad.

Esta parte de la población defiende en gran medida, muchas de las frases que escribo a continuación, y que he ido recopilando fruto de mi interacción con profesionales del campo legal, y psicológico:

  • A los niños hay que obligarlos en contra de su voluntad.
  • El hombre y la mujer pueden tener idénticas oportunidades profesionales, y  la maternidad no tiene ninguna repercusión.
  • La madre puede, independientemente de la edad, recuperar el tiempo perdido profesionalmente e incorporarse al mercado laboral a cualquier edad.
  • Hay que actuar de acuerdo con lo establecido; enseñar a los niños  conciencia crítica o capacidad de pensar por sí mismos lleva a la rebeldía.
  • El hombre no tiene ninguna responsabilidad para con la madre de sus hijos.
  • El niño nace como si fuera una página en blanco, como si fuera un perrito y hay que llenarle de contenidos, porque no tiene criterio.
  • Todos tenemos la capacidad de hacer las mismas cosas, solo es cuestión de disciplina y esfuerzo.
  • Es bueno para los niños dejarles llorar, porque así se hacen fuertes.
  • Disciplina, castigo, recompensa moldean el carácter.
  • Tradición, normas, protocolos, hay que imprimirlos en el niño, para que se integre.
  • Ser fuerte es no ser sentimental.
  • Es bueno para el desarrollo del niño, la figura del padre, y por tanto, hay que imponerle a la fuerza dicha relación aunque sea en contra de su voluntad, dignidad personal o libertad.
  • Competir es importante; ser el mejor; tener muchos títulos; dominar el arte de la guerra de la mentira y el engaño.
  • Ser compasivo, sensible, y llorar lo hacen los débiles. Hay que aprender a aguantarse las lágrimas.
  • Lo primero es el deber, el trabajo, la responsabilidad, lo estable, pertenecer, la tradición, el respeto a la autoridad, la seguridad, que se cumplan las responsabilidades y compromisos.
  • Los hijos no pueden divorciarse de los padres, poner una denuncia en la policía, o decidir cómo relacionarse con cada progenitor, o no relacionarse; se aguantan y punto.
  • Las madres ausentes de los hogares o las implicaciones del divorcio no tienen ninguna repercusión en la educación de los hijos, y no causan problemas de comportamiento, académicos, o carencia de responsabilidad, déficit de atención de los hijos, o estrés.
  • La figura de la madre no es vital para su desarrollo y es sustituible por guarderías, cuidadoras, colegios, o abuelos.
  • Siempre ha existido violencia de género, es una cuestión de diferencia de personalidad.
  • La violencia de género, es responsabilidad de la mujer y de su problema emocional de indefensión, por eso no se produce daño psíquico en los hijos, sino que es positivo que las instituciones impongan la relación con el padre.
  • La violencia de género no rompe a los hijos.
  • Los hijos no tienen ni voz, ni voto en el divorcio, han de quedarse al margen y seguir con su vida.
  • La violencia de género es una excusa utilizada por la mujer de cara al divorcio.
  • La violencia de género es un problema de falta de autoestima, de debilidad, de falta de asertividad, no de agresividad o tiranía del varón.
  • Gran parte del trabajo de la mujer en el hogar es basura.
  • Primar lo masculino vs lo femenino.
  • La pensión alimenticia es solo para los hijos.
  • Separar a los hijos de la madre antes de la formación de la relación de apego, no tiene ninguna repercusión en su desarrollo, y que el padre puede hacerlo igual de bien.
  • Estar ocupado, hacer muchas actividades, es vivir la vida.
  • Si los hijos están con las madres, se atontan, tienen que curtirse, enfrentarse a obstáculos, experiencias, separaciones de los padres porque la vida es dura y tienen que aprender a vivirla.

Frente a esta versión patrista social y educativa, otra parte de la población se permite ver las cosas desde otro punto de vista, y empieza a reflexionar y a crear sistemas alternativos, valorando, y apoyando el matrismo. El matrismo es partidario de elevar la femineidad a un status más alto, y de una mayor creatividad:

  • Valoran la necesidad de estar más tiempo al aire libre, en contacto con la naturaleza.
  • Ven la necesidad de compensar el sistema educativo racional vigente, con el componente humano, para ser seres humanos más completos, reduciendo contenidos, disfrutando de jornadas escolares más cortas, adaptando la educación a los talentos de cada individuo, mejorando la creatividad, la conciencia crítica, la capacidad resolutiva. Son conscientes del fracaso de la educación escolar obligatoria, optan por sistemas alternativos como el homeschooling, educación holística, redes autodidactas, educación libre, educación cooperativa, etc. Entienden que vivimos en una sociedad donde la información queda obsoleta día a día, y ya no se remunera tanto el conocimiento como la habilidad para aprender, para pensar de formas nuevas, para distinguir lo relevante de lo accesorio y tomar decisiones rápidamente y sobre todo, de colaborar con los demás vs competir.
  • Son conscientes de las implicaciones del exceso de autoridad, falta de libertad, y respeto del sistema de educación prusiano en la aparición de la crueldad y la violencia.
  • Saben que las necesidades de alimento, descanso y no-estrés son necesarias e imprescindibles para el óptimo funcionamiento del neo córtex.
  • Defienden la importancia vital de la capacidad de relacionarse del ser humano, que arranca de la infancia teniendo una sana relación de apego, con los padres.
  • Son conscientes de las implicaciones beneficiosas para la sociedad de tener una infancia feliz.
  • Valoran la importancia de fomentar la presencia de la madre para desarrollar la capacidad de amar y el impacto que ésta tiene en la creación de una sociedad mejor, más bondadosa y justa.
  • Son conscientes de que la bondad es un signo de salud mental, y por tanto, de fuerza, de incapacidad de ser esclavizado, de amarse a uno mismo, para poder amar a los otros.
  • Defienden la importancia de la combinación de las tres “Ls” Love, limits, laughter – amor, límites, risa para desarrollar una sana autoestima, para aprender responsabilidad, para poder relacionarse desde la igualdad, para tener una sana relación con la autoridad, para optimizar el rendimiento académico.
  • Entienden que para ser seres humanos más completos es necesario conocerse bien y dedicar tiempo a la sanación emocional y espiritual de uno mismo.
  • Valoran, defienden y practican la aceptación y el respeto de la diversidad humana.
  • Fomentan el desarrollo de la conciencia crítica.
  • Cuestionan las leyes, instituciones, protocolos, injustas, discriminatorias, y obsoletas.
  • Eligen el ser versus el tener.
  • Aceptan y celebran que cada persona tiene un temperamento innato que afecta su visión del mundo, su forma de relacionarse, su forma de reaccionar ante el conflicto, su forma de comunicarse, de solucionar problemas, de tomar decisiones, que le dotan de unos talentos naturales.
  • Valoran la libertad, la flexibilidad, el cambio, la bondad, la tolerancia, el respeto, la compasión, la serenidad, la paz.

La cuestión es que el patrismo es mayoritario en las instituciones, y la sociedad en gran medida se mueve de acuerdo a ella. Proteger la maternidad implica respetar el matrismo, integrarlo en la sociedad, poner los valores femeninos a un nivel más alto.


Si te ha resultado útil esta entrada, quizá, te gustaría colaborar a mantener vivo este Blog comprando el libro de Por una maternidad protegida. La involución de los derechos de la mujer y de la infancia en occidente, en Amazon.

Por una maternidad protegida – Kindle.

Por una maternidad protegida – Papel.