La nueva versión de Ben Hur y su simbología.

Quería escribir sobre esta versión moderna de Ben Hur. Me parece que tiene una importante carga simbólica sobre la que quería reflexionar.

Resultado de imagen de ben hur español

Es de esas películas que tocan el corazón y que conectan esperanza de un mundo mejor de bondad, de paz y mayor nivel de conciencia.

Hay cambios respecto a la versión de Charton Heston, que me han gustado.

Uno de ellos tiene que ver con Mesala.

El Mesala de la versión anterior representa el arquetipo del que en su ánimo de integrarse en la sociedad, y prosperar en ella, se fusiona con los valores de la sociedad, sin ninguna conciencia crítica. El arquetipo, que permite los crímenes contra la humanidad, que considera que la ley por serlo es lo correcto. Claro que, la ley permitió el holocausto, permitió la esclavitud de la raza negra,  el apartheid en Sudáfrica, y la cárcel de Mandela, permite la mutilación genital, no da valor económico, ni valor social al trabajo de reproducción, permitía pegar a la mujer sin dejarla lisiada o prohibía abrir una cuenta bancaria a las mujeres hasta los años 80 en España, legaliza la prostitución y los vientres de alquiler. Por no hablar de los crímenes de SAP en contra de mujeres y niños.

El Mesala antiguo, también representa el arquetipo del que busca la gloria, aunque para ello, tenga que desconectarse del corazón, de la sensibilidad, de la empatía, para poder arrasar en su objetivo de subir los escalones del éxito material.

El Mesala de esta versión tiene conciencia crítica, está en contacto con los sentimientos, se le vé debatiéndose entre “la opresión romana” y la integridad humana. Está sometido a una enorme presión del entorno para no desviarse, para aplicar la justicia romana con la impasible crueldad del ser humano que ha roto su conexión con el alma.

A mí me gusta más este Mesala.

En realidad, ¿quién no ha tenido activo este arquetipo representado por Mesala en algún momento del viaje?

Es un arquetipo, sobre todo, de la primera mitad de la vida, fruto de la naturaleza naive de la primera edad adulta.

Es curioso que hace unos posts escribí sobre la carta Represión del maestro espiritual OSHO, que representa la situación del cualquier ser humano que en su ánimo de ser aceptado, se somete perdiendo su libertad, y es esclavizado precisamente por ese poder cuya aceptación buscaba.

Se vé la vida desde un lugar bien diferente cuando el primer peldaño de la pirámide de Maslow, la seguridad, lo material, lo tienes de por vida, y puedes ascender a los otros, la situación de partida del príncipe Judá.  El Mesala de esta versión tiene que ganarse el pan y para ello perder su integridad como persona para someterse al poder de Roma y ser cómplice de su opresión. Es un precio que pagamos para poder pagar las facturas, vestir a nuestros hijos, darlos de comer, pagar colegio y vestido.

Me ha hecho reflexionar sobre la estructura del orden patriarcal y el capitalismo, que necesita tener esclavos para sostenerse. Por ello, el sistema fiscal está pensado para que no se logre hacer hucha y disfrutar de la vida, sino estar permanentemente produciendo para el Estado, y nunca ser enteramente dueños de nuestro destino.

Ante el poder cabe obedecer, desobedecer, no cabe buscar la solución win-win en la que todos ganan, porque solo existe una dirección de comunicación del que tiene el poder al que no lo tiene.

Ante la opresión del poder de Roma, la película simboliza tres posiciones, los zelotes, Mesala y Judá. Los zelotes que han perdido todo en el camino y no tienen nada más que la vida que perder y por ello, se enfrentan con el poder,  usando la violencia. Mesala, que intenta integrarse y tiene una permanente sensación de sinsentido de la crueldad, y Judá que en esta versión, intenta mantenerse al margen del conflicto, hasta que se ve desbordado por él.

Estas tres posiciones están motivadas por las emociones de la franja negativa, el miedo, la ira, la venganza, el hambre, la necesidad.

Y, ¿quién no ha sido en algún momento zelote, o Mesala o Juda?

Los condicionamientos sociales, satisfacer las necesidades de seguridad, abrigo del primer peldaño de Maslow nos convierte en esclavos.

 Y, la cuarta posición es la que representa la figura de Jesús, que contiene un mensaje muy profundo, que resuena con mi alma, y sobre el que escribo a menudo.

Resultado de imagen de jesus en ben hur

Esta posición tiene que ver con la sanación espiritual del alma humana.

Tiene que ver con ese poder de  la luz sobre la oscuridad.

Ese poder limpio de la bondad, de la compasión, de la sensibilidad, y la paz, que es simbolizada en la película, por el momento en que Jesús le da agua a Judá.

Ese poder luminoso del que ha trascendido las cadenas de los condicionamientos sociales, y es libre.

Ese poder del que ha logrado sanar las heridas emocionales, y con ello, queda libre del odio. Posición que está simbolizada por la curación de la lepra de la madre y la hermana.

Encuentro que la posición  de sanación espiritual del alma humana es la que brilla en esta versión de Ben-Hur.

Y, este es el camino de la auténtica libertad, seres humanos que bailan juntos bajo la estrellas, dispuestos a ser dueños de su destino.