La Izquierda vs Podemos.

kublerDedico esta entrada a mi reflexión sobre los partidos, La izquierda y Podemos.

Los candidatos de la Izquierda, representan para mí, la llegada a la política desde la experiencia vivida, como lo describe Elizabeth Kubler-Ross, llegar habiendo conocido la derrota, el sufrimiento, el conocimiento de la lucha, habiendo conocido lo que es la pérdida, y habiendo tenido que salir de las profundidades,  desde la sensibilidad, y la compasión del que ha sufrido y por ello, empatiza con el que sufre. Y, también, desde la humildad de haber dejado en algún lugar del viaje su ego.

Podemos es el partido de los que llegan a la política desde la juventud, desde la fuerza, el ímpetu, la ilusión y la frescura de la primera etapa de la vida.

Lo que nos llena en la primera etapa de la vida, no es lo que nos satisface en la segunda, cuando pasamos el ecuador de nuestro viaje por el mundo. Va quedando menos energía, y menos viaje que recorrer. Lo efímero de la vida, nos apremia para vivirla desde otros valores más profundos, como por ejemplo, conectando con la espiritualidad.

Desde la ventana de la juventud, uno ve la vida desde la potencialidad pura, porque comienza, la vida y con ella se abre un mundo de posibilidades. Es la etapa del ego, de la arrogancia de la juventud que en su fuerza cegadora pasa como un huracán desbancando lo viejo para dejar espacio para lo nuevo, irremediablemente. Miro para atrás y me veo así, hace muchos años. También yo pensaba, sí se puede.

Desde la templanza de haber vivido, después de tanto dolor, y traiciones, si uno logra no romperse en el camino, si aprende el arte del desapego y el perdón, aprende a sonreír, aprende a valorar lo sencillo, las cosas ordinarias de cada día, la sonrisa, el afecto, la lealtad, la paz, la magnanimidad, el sosiego, la visa slow, y, atrás, quedan las prisas.

Yo también fui como estas mujeres jovencísimas de Podemos, llenas de ilusión y vitalidad. Como ellas,  veía la maternidad todavía lejana, desconociendo el sabor agridulce del motherhood-penalty – el precio a pagar en la sociedad patriarcal  de sacrificio y altruismo  por ser madre en términos del trade-off entre familia y trabajo.  A estas alturas de la vida, vivido lo vivido, reconozco y valoro profundamente el acto de dar vida, y la enorme potencialidad que supone con el maternaje poder cambiar la consciencia humana, a partir del amor, del apego seguro, y de la presencia constante. Dadme otras madres y os daré otro mundo, decía San Agustín. Para que todas estas mujeres políticas tan jóvenes sepan lo que es la maternidad tiene que pasar toda una vida. Por tanto, Podemos siendo sus candidatos tan jóvenes carecen de la visión necesaria para empatizar con las mujeres madres y sus necesidades, porque se necesita haber pasado por ello para tener una perspectiva completa del ciclo vital.

Por la misma razon,  Podemos tampoco puede entender el sufrimiento, la falta de dignidad y libertad, el miedo, angustia, y desesperanza que es vivir con un violento que se agarra al derecho que le confiere la sociedad patriarcal para ejercer el poder y el control. No tiene perspectiva para saber que la custodia compartida no es más que un fleco del activismo de las asociaciones machistas de padres. No tiene perspectiva para saber que el vínculo primario se establece con la madre, como las lobas, las leonas o las gorilas. La custodia compartida impuesta es un atentado  contra los derechos fundamentales de la maternidad, de la mujer y de la infancia, afectando profundamente la relación de apego con la madre que marcará de por vida al niño, y su capacidad de relacionarse en su vida de adulto. El libro de Consuelo Barea “los inconvenientes de la custodia compartida impuesta” recopila la evolución de otros países que han tenido que retractarse, y reconocer, que la custodia compartida, no es recomendable para el desarrollo óptimo de la infancia, apoyando a los niños y enfrentándose con valor a las presiones del poderoso lobby de asociaciones de padres.

El viernes pasado tuve la oportunidad de conocer personalmente a María Pato, Yolanda García, Laura Navarro y Edison M Regino, candidatos de La Izquierda.

Pensé que todos y cada uno son personas que llegan a la política desde sus historias personales, desde sus experiencias de discapacidad física, desde la vulnerabilidad de la maternidad en un país patriarcal, desde el activismo feminista, desde el profundo conocimiento de la enseñanza pública, o de la casi inexistente enseñanza pública (los comedores escolares están gestionados por empresas privadas que implican el cese de su motivación principal, como los Puntos de Encuentro gestionados por empresas ultraconservadoras radicales católicas que se convierten en una prolongación del maltratador.) Todas y cada una de estas personas conocen los profundos problemas sociales, y sienten la motivación de salir a la luz pública para defender sus necesidades ante el silencio de los demás partidos políticos.

María Pato es la candidata feminista,

  • está en contra de:
    • SAP de la involución de derechos de la mujer y de la infancia que implica,
    • de la legalización de la prostitución,
    • de los vientres de alquiler,
    • de la custodia compartida impuesta,
  • a favor de:
    • remunerar el trabajo de reproducción,
    • del derecho a pensión pública de las madres a tiempo completo,
    • de reconocer la vulnerabilidad de la mujer por el motherhood penalty – penalización de la maternidad para la mujer,
    • es perfectamente consciente de que las mujeres somos DADORAS DE VIDA, y que en todas las culturas el patriarcado intenta gobernar esa capacidad femenina a su antojo,
    • de meter en las cuentas públicas EL INGENTE TRABAJO DOMÉSTICO NO REMUNERADO,
    • de revisar la explotación de las empleadas domésticas, que no tienen por ejemplo, derecho al paro.

Pienso que María Pato, presidenta de la Asociación Elleanor Roosevelt, es una candidata que recoge los derechos de las mujeres. 

Pienso que Pablo Iglesias, es un hombre preparado, natural, con la energía de la juventud, que apuesta por la igualdad, por un mundo nuevo, por la juventud, en algunos de sus planteamientos, naive, como en el de pensar que es posible rehabilitar a un maltratador. En otros países, la tasa de éxito ha sido del 3%, porque no están enfermos, sus actos son resultado de su ideología machista.

Pablo Iglesias, habla de escuchar, de bajar a la calle,  lo mismo que La Izquierda.

Yo le pido a Pablo Iglesias, que nos escuche a las madres, que revise su política feminista, que explore la propuesta de economía feminista de Silvia Federici.

Te pido Pablo, que reflexiones e indagues sobre la falacia de las denuncias falsas, sobre que el 80% de la mujeres  no denunciamos  llegamos al juzgado de familia, sobre la involución de derechos de la mujer que SAP de la mano de las asociaciones machistas y pedófilas está llevando a cabo en todo el mundo, sobre la violencia institucional contra mujeres y niños, sobre la perpetuación del maltrato después del divorcio, a través del uso de la justicia como arma de violencia, te pido que los jueces escuchen a los niños y respeten su derecho a vivir una vida libre de violencia para que no vivan lo que Patricia Fdez describe en su libro “Ya no tengo miedo”, te pido que no solo se prive de la patria potestad a los maltratadores condenados, sino a ese 80% de violencia no judicializada, que se detecte cuando hay persecución, y acoso judicial post-divorcio a las mujeres maltratadas, te pido que no se condene a costas, o multe o se meta en la cárcel, a las mujeres maltratadas cuyos hijos no cumplen las visitas, que se indague lo que se cuece en los Puntos de Encuentro, te pido que te acuerdes de las madres a tiempo completo y su derecho a cotizar al sistema de pensiones, que revises la fisura del régimen de separación de bienes que no valora el ingente trabajo que las mujeres realizamos en el hogar a la hora de determinar la propiedad de la vivienda familiar, que se meta dicho trabajo de reproducción en las cuentas públicas, que te acuerdes que en el divorcio no se tiene en cuenta quien construye su carrera a costa del sacrificio del otro, que tengas presente el motherhood penalty porque  la maternidad sigue siendo un reto social internacional,  que sepas que el maltratador usa la demanda cruzada para escapar de la acusación…y cuela muchas veces. Te pido que nos ayudes a crear un mundo nuevo donde las mujeres maltratadas y nuestros hijos podamos vivir en paz y libertad.

La vida vivida y la vida por vivir, templanza e ilusión y,  ambas perspectivas son necesarias para un cambio de consciencia que nos permita trabajar por la paz, con honor, coraje, y esperanza.