La falacia del 016.

Lo que no se dice en la publicidad es que detrás de la orden de alejamiento viene el régimen de visitas, los puntos de encuentro, y QUE LA PESADILLA DE LOS NIÑOS, VUELVE A EMPEZAR al tener que convivir con el maltratador, SIN LA PROTECCIÓN DE LA MADRE.

Patricia Fdez en Ya no tengo miedo, cuenta su historia, de angustia, miedo, y llanto. Hasta que no se escuche más a los niños en los juzgados, hasta que no se libere a los niños, todas estas medidas SON HUECAS.

Tampoco habla la publicidad de las mujeres que sí denuncian, y se deniega la orden de alejamiento.

Como los ayuntamientos del cambio, ante la lentitud estatal, LA RED DE SORORIDAD DE LAS MUJERES para parar que los niños queden atrapados en el sistema.

El 016 solo quiere oír hablar de la mujer, no DE LOS NIÑOS.

Y las mujeres decimos ALTO Y CLARO: NO SIN MIS HIJOS.