Facebook y los bloqueos de mi perfil.

Hoy he podido entrar en Facebook.

Primero de todo, quería daros las gracias por compartir mi entrada, y por las muestras de cariño que me he recibido estos días.

Se vé que alguien quiso entrar en mi perfil y por eso lo bloquearon. Para desbloquearlo me daban cuatro opciones: Amigos, mensajes, comentarios y DNI.

Resultado de imagen de facebook

Amigos: Me ponían al azar fotos de los más de 800 amigos y una lista de nombres para que los identificara. De los mostrados: No conocía a nadie. Lo cual me da que pensar en el sinsentido de todo.

Mensajes: tenía que identificar cinco personas con las que en los últimos meses hubiera intercambiado mensajes. Solo recordaba haber chateado con dos. Claro que cada vez que acepto solicitud de amistad me entra un mensaje. Y, no fui capaz de recordar el nombre de esas personas.

Comentarios: Me aparecía una lista de comentarios de los chats en mi página y en otras. Me quedé impresionada o asustada de que el sistema pudiera acceder a todas las conversaciones, con distintas personas.

Según iba siéndome imposible pasar los filtros se iban cerrando las opciones, hasta quedar solo DNI.

Sin embargo, a mi mail me llegaban algunos comentarios de los grupos como cada día, o mails si alguien me etiquetaba,  avisos de amistad, y notificaciones de mensajes, que no podía leer porque no podía entrar.

Este bloqueo no ha sido como el de otras veces en el he tenido que cambiar el nombre, porque se ve que se podía visitar mi perfil por otros, aunque se mostraba azulado.

Desde el Domingo he intentado entrar cada día y aparecían de nuevo las opciones, los filtros, hasta que hoy han desaparecido, y me han pedido confirmar mi último acceso, navegador, localización y hora. Y he entrado.

De manera que el supuesto infiltrado fui yo misma, ¿? desde mi PC desde donde accedo siempre, a través del mismo navegador. En fin, si la última pregunta hubiera sido la primera… fin del bloqueo el primer día.

Lo que he aprendido estos días es que todo queda registrado. Es como un Big Brother.

También la vulnerabilidad de la red de contactos.

Y, sobre todo, cierto cansancio vital, de resistir y volver a empezar.

Todo junto me lleva a replantearme el uso que hago de Facebook.

Muchas gracias de nuevo a todas.

Un abrazo virtual.