Espiritualidad – Economía Feminista – Violencia

Estos días leyendo un artículo antiguo del Blog de David Topí me he encontrado con estos términos de STO – Service To Others – Servicio a los demás, y STS – Service To Self – Servicio a uno mismo. En concreto hablaba David de las dificultades de tener un alma STO en un mundo STS. Y, leerlo ha sido bien revelador.

No he podido evitar encontrar un nexo entre espiritualidad – economía feministala violencia.

Por un lado… sincronidad.

Precisamente, llevo meses estudiando sobre el árbol de la vida y una de las muchas cosas que he aprendido es sobre el espíritu de la colmena, el destino de la humanidad.  Un lugar donde todos seamos reyes, iguales en nuestra diversidad. El bien individual es el bien común. Cuidar y ser cuidado. Dar y recibir.

La Nueva Tierra, yo lo llamo espíritu de la colmena…

 

La Economía Feminista, habla de cambiar la estructura, el modelo económico, y social y crear uno nuevo donde la vida pueda ser vivida en plenitud, habla de llegar a un lugar donde no haya primer mundo a costa de tercero y cuarto, donde el foco deje de ser el dinero para pasar a serlo el desarrollo de la humanidad, el respeto a la vida y al planeta.

Por otro lado, he pensado que la violencia contra las mujeres, contra el planeta, contra gentes de diferentes credos, nace de la separación entre los intereses de uno mismo y de todos. Nace de la creencia de la escasez, de que no hay para todos, de que para que unos sean ricos otros se han de morir de hambre. Nace del sentimiento de miedo permanente.  Miedo al castigo, al hambre, a no poder pagar las cuentas, a la enfermedad, al desamor, a la bronca, a la guerra…

Decía OSHO que el miedo mantiene cautivo al hombre. Doblegar el espíritu de la humanidad, hacerla esclava para poder controlarla, manipularla por quienes mueven el mundo. En realidad, unos pocos. Y, es con el miedo, como la estructura del mundo STS, se mantiene. Vivimos en estado de supervivencia.

He pensado en lo diferente que me he sentido tantas veces en mi vida. La sensación de no encajar en el sistema. La sensación de sin sentido. La sensación de cadena, de falta de libertad. He pensado en que cuidar a mis hijos han sido el mejor regalo que la vida me ha dado (STO), hacer su vida agradable, acompañarlos en su viaje, saliendo de la estructura vital STS, dedicando tiempo a la búsqueda espiritual, a la sanación a todos los niveles, viviendo una vida meditativa, estando alerta en todo momento a los mensajes del Universo… quizá por ello ha sido tan impactante este artículo de David.

Y, luego, es curioso como el sistema STS que gobierna el mundo tergiversa el sentido, para confundirnos. Parece que si no estás de acuerdo con cómo es el sistema educativo, político, económico, académico… pues eres sociópata o es que uno está loco, porque según el sistema, STO – Servicio a los demás es trabajar para mantener el sistema, estudiar dentro de los límites del sistema, mantener el sistema bancario, o el impositivo. Es decir, ser una ovejita que no rechiste, pues no se te permite ser león. Porque ser león es ser rebelde, revolucionario, STS – Servicio a uno mismo. Lo cierto es que el sistema permite la desigualdad, la pobreza, la guerra…Por tanto, no es que sea muy STO –  Servicio a los demás.

Para el sistema, enfocarse en la vida meditativa, en la evolución espiritual, en la sanación propia…probablemente es visto como pérdida de tiempo, como egoísta. (STS)

Y, sin embargo, un Nuevo Mundo requiere de la sanación del corazón de la humanidad. Y, el sistema STS pone todos los impedimentos posibles asegurándose que trabajemos para el sistema de sol  sol no dejando tiempo a la humanidad para la búsqueda espiritual.

Decía David que tantas iniciativas STO se quedan en nada porque tienen que cuadrar con los límites del sistema que son miles de normativas, permisos, impedimentos que desaniman a cualquiera. Y, estoy de acuerdo con él que uno ha de persistir a pesar de todo. Ayudar desinteresadamente a los amigos, a los compañeros de trabajo, a los vecinos, a los extraños, son pequeños actos que poco a poco traerán de la mano un cambio de polaridad, o mejor un equilibrio, o mejor crear un mundo donde sean iguales STS = STO. Pues,  en el montaje de que uno ha de ganarse la vida, y por tanto, no puede cuidar al otro, sin descuidar su propia supervivencia, creo que uno se engaña pensando que ya que uno tiene que sobrevivir que sea haciendo algo por los demás.  Y, sin embargo, desde el momento en que hay intercambio de dinero, para mí, que se acaba enturbiando la motivación STO.

Dejar el miedo, y empezar a caminar hacia la Nueva Tierra como describe David, un lugar donde exista transparencia energética, nuevo nivel vibracional, cooperación, armonía, sanación, nueva estructura social.

Hacia allí viajo, sin prisa, pero sin pausa.