El largo camino de María Salmerón.

Acabo de leer un artículo de una entrevista al maltratador de María Salmerón.

Resultado de imagen de maría salmerón

Lo primero que he sentido al leer este artículo es el imponente cansancio de Maria  por esta persecución de 15 años.

Lo segundo que me ha venido a la mente es que, por favor, dejen de decir que “hay salida o denuncia” porque la vida de María estos 15 años y la de su hija ilustra que no la hay.

Lo tercero que me viene a la cabeza son las palabras típicas del maltratador, que sufre un clarísimo “Síndrome del padre vengativo” :

Dice el exmarido que ella se burla de la justicia, que se ha inventado todo, que él es una pobre víctima, un pobre padre al que se le priva de su hija, un mártir del lobby feminista. Olvidándose de que los jueces a los que tanto se refiere le condenaron a 21 meses de cárcel por ser un maltratador.

Lo cuarto es que, sin quererlo, (pues su interés no es otro que hundir, hacer daño a María) hace el maltratador un resumen de la situación de María y de todas las Marías Salmerones de España:” que los maltratadores se ven amparados por el orden patriarcal y ello implica  ” que todos los informes exhaustivos de los técnicos y los médicos, equipos psicotécnicos adscritos a los Juzgados de Sevilla y la unidad policial de Protección al Menor”, y añado los PEF están al lado del maltratador, en defensa de los derechos de los padres en contra de los derechos de los niños de vivir en paz, con dignidad; negándoles las autoridades su derecho a que no se les trasmita el patrón de violencia o de víctima.

Lo quinto es que de nuevo, sin quererlo, se retrata, y dice que el indulto ” fomenta la desobediencia judicial de las mujeres y su impunidad ante el incumplimiento de las sentencias de los jueces, los jueces que “valientemente han dictado sus resoluciones” sin dejarse “intimidar por la presión mediática creada por el lobby feminista y sus tentáculos en los partidos políticos”.”

Y digo que se retrata porque con ello reconoce que a los jueces son ciegos y sordos al llanto, de los cientos de niños que no quieren relacionarse con el padre violento. Prueba de ello es que solo al 1% de los maltratadores condenados se le priva de la patria potestad, solo al 3% de los maltratadores condenados se les priva del régimen de visitas. Digo que se retrata porque la realidad mal que nos pese es que los jueces que tanto aprecio tiene este maltratador se han cargado la ley de Violencia de género, aplicando su ideología, que no es otra que preservar el orden patriarcal. Digo que se retrata porque las asociaciones de padres violentos son poderosísimas, y han declarado la guerra al movimiento de liberalización de la mujer de los 70. Digo que se retrata porque su referencia al lobby feminista y a sus tentáculos políticos le pone en evidencia, sobre cuál es su punto de vista sobre el feminismo que no es otro que el machismo.
La triste realidad es que es inaudito que un hombre condenado por maltrato a 21 meses de carcel, salga sin un ápide de vergüenza en los medios. La triste realidad es que todavía se lo permitan los jueces, los psicosociales, los psicólogos. La triste realidad es que la Constitución, con su falsa igualdad, y la Ley de violencia de Género son papel mojado.

Por último, su pareja actual, del grupo Ciudadanos, dice que un maltratador es reincidente. Y, que con ella no lo es. En realidad, lo es. María no es la única víctima, la siguiente mujer, también. Esta es la cuarta mujer… La única razón por la que esta mujer no lo es en este momento es muy probablemente, porque toda la opinión pública le tiene en el punto de mira. La única razón por la que no es reincidente es porque de alguna forma la está utilizando, como hacen los maltratadores, mientras le resulte útil.

Y, luego, me da por pensar… ¿Cómo es que una persona así, tiene bajo su responsabilidad, la vida de todas las personas que viajan en el AVE?